"La Escuela de Atenas"



“La Escuela de Atenas”

Esta tarea se realiza en el marco de  la asignatura de Educación Plástica y Visual, de 1º ESO. Durante 5 sesiones. Tiene como objetivo el análisis y la aplicación de las proporciones en la representación de la figura humana.  Y trabajar competencias clave como:

·          Cultural: por medio del estudio de los personajes que aparecen representados. Los alumnos elaboran una maqueta en la que se representa el fresco.
·          Autonomía e iniciativa personal: a través de producciones propias los alumnos expresaran sus emociones y creatividad.
·          Comunicación lingüística: se contribuye a esta competencia mediante la exposición oral sobre la Escuela de Atenas. Competencia espiritual: relajación, diario reflexivo y contemplación  de obras artísticas.
·          Competencia matemática: uso de escalas y proporciones.


En la primera sesión se presenta  la propia obra. Nos  apoyamos en un video y unas fotocopias con información de cada uno de los personajes.
(https://www.youtube.com/watch?v=AjuXah8ckmc). Se les explica a los alumnos  en que va a consistir la tarea, qué material será necesario y se reparte la  rúbrica de evaluación. Se forman los grupos. En este caso de dos alumnos.
 La segunda y tercera sesión se dedica a la elaboración de la maqueta.
 La cuarta y quinta sesión se dedica a las exposiciones orales, en las que los alumnos presentan su maqueta y hablan sobre la obra.



"Los secretos de la creatividad"


    En este vídeo se profundiza en la importancia de la creatividad humana.








"Obsolescencia programada"


"El mundo según Google"


El mundo según Google (DEBATE)

            Esta tarea servirá para preparar un debate entorno a los aspectos más polémicos de Google: privacidad, monopolio etc. Debéis preparar argumentos a favor y en contra de Google y de sus actividades en la red: 

1.        En primer lugar debéis ver el documental: "El mundo según Google".
2.    Debéis preparar argumentos a favor o en contra (en función de lo que hayáis elegido) de Google y de sus actividades en la red. Es recomendable reflexionar sobre las posibles respuestas que puedan dar nuestros rivales a nuestros argumentos para así poder contraatacar. Incluid esas ideas en vuestro documento.
3.       En el caso de ser el moderador/a, del mismo modo debéis prepararos las preguntas y la forma en que quieres dirigir el debate.
4.       Es necesario documentar los argumentos: webs, informes, datos contrastados provenientes de fuentes fiables. No basta el “yo creo que…” o “yo opino que…”
5.       Normas básicas:
6.       Respeto mútuo: se defienden ideas pero ha de hacerse atendiendo a la máxima cortesía.
7.       Respetar los turnos de palabra.
8.       Será el moderador quien distribuya los turnos de palabra.




Actividades de Biología Geología




Páginas Web de interés para trabajar Práctica Nº 4 "Interpretación de un análisis de sangre y de orina", Biología 3º ESO.

En esta página podéis descargar el manual: 

http://recursos.cnice.mec.es/biosfera/alumno/1bachillerato/animal/analis.htm

Las siguientes páginas ayudan a interpretar la información suministrada en el análisis:

http://www.tuotromedico.com/temas/analisis_de_sangre.htm

http://www.elmundo.es/elmundosalud/especiales/2005/05/analisis_sangre/index.html

http://www.medicodirecto.com/~temasalud/s01_202.htm

EL GUERNICA EN 3D

 Hace algunos días trabajamos en clases de Educación Plástica y Visual la obra "El Guernica", en este enlace podéis observar algunos detalles de la obra que parecen ocultos.



Actividades de Física y Química

Ver:http://biogeocienstecpla.spaces.live.com/

Actividades de Ciencias




Ver: 


 http://biogeocienstecpla.spaces.live.com/




"Destino"

En este enlace podreís ver la película animada "Destino", encargado a mediados de los 40 por Walt Disney a Salvador Dalí, pero que no fue estrenado hasta el año 2003. La razón es que en su momento el corto formaba parte de un proyecto más amplio que no acabó de realizarse, por lo que todos los dibujos realizados por Dalí quedaron, como suele decirse, olvidados en un cajón. El nieto de Walt Disney, Roy Disney, fue el que volvió a poner en marcha el corto, tal y como había sido concebido en un inicio. El toque de Dalí es indiscutible, las imágenes surrealistas que se mueven al ritmo de la música son excelentes y se ven mezcladas con algunos iconos de la sociedad americana que llaman la atención. Por supuesto, no faltan sus célebres relojes.


Visita virtual al Museo del Prado








http://www.museothyssen.org/app/visita_virtual_Coleccion/visita_virtual_es_planta_1.html

Enlaces de interés






http://www.biogeociencias.com
http://www.teresianas.info
http://www.canariasporunacostaviva.org
http://www.wdl.org/>rg/




Photo Cube



































<




Cuestiones para reflexionar

Los beneficios del grupo.



En el Reino Unido existe un sistema de distribución de leche que todos hemos visto en cine o televisión en alguna ocasión. A primera hora de la mañana, un repartidor deposita un número pactado de botellas de leche en la puerta de los hogares. A principios del siglo XX estas botellas no tenían tapa. Los pájaros tenían fácil acceso a la nata, que por su densidad, quedaba depositada en la parte superior. Dos especies diferentes de pájaros, herrerillos y petirrojos, aprendieron a extraerla con su fino pico.

Esta nueva fuente de alimento era más rica que su dieta tradicional y se produjeron adaptaciones fisiológicas del aparato digestivo para poder asimilar los nuevos nutrientes. En el periodo de entreguerras, los distribuidores, cansados del saqueo, comenzaron a poner unos sellos de aluminio que impidiera a los pájaros su extracción. Pero un día, un pequeño herrerillo aprendió a perforarlo propinando pequeños golpes secos a la tapa metálica.

A mitad de siglo, esta técnica se había difundido a la totalidad de la especie. Aunque algunos petirrojos habían conseguido hacerlo también por separado, nunca se extendió de manera masiva entre ellos. Los petirrojos fallaron y retrocedieron en número al no ser capaces de adaptarse a las nuevas circunstancias. El éxito de los herrerillos fue tal que se convirtieron en los pájaros de jardín más abundantes de la isla. En un principio, estas diferencias fueron atribuidas a la comunicación, pero descubrimientos recientes ponen de manifiesto que herrerillos y petirrojos poseen características similares, lo que invalida la hipótesis. La explicación quizás esté en la vida social. Los herrerillos viven en grupos de entre diez y doce individuos, se mueven juntos en bandadas y son especialmente tolerantes los unos con los otros. Por el contrario, los petirrojos son muy territoriales y rara vez aceptan la presencia de terceros. Los animales que viven en grupo parecen aprender más rápido y sus innovaciones tienen un mayor impacto en la población, pues la información es compartida rápidamente.


MUEVE EL ESQUELETO, LEVANTA EL ÁNIMOLos griegos y romanos habían intuido mucho antes que nosotros que la mente sana es el subproducto de un cuerpo sano, pero no habían podido demostrarlo. Hoy, afortunadamente, contamos con numerosas pruebas experimentales que nos han convencido de que el cuidado de la salud física produce una mejor salud mental. Las horas pasadas en el gimnasio no sólo desarrollan los músculos, sino la memoria; un cuidado diario de la dieta –el otro soporte de la salud– mejora el ánimo y la capacidad cognitiva.

Recuerdo muy bien mis primeros balbuceos en la universidad, en donde los interesados en las distintas asignaturas –como se las llamaba entonces– dábamos por hecho que las personas apuestas y fornidas tenían una inteligencia inferior al promedio; los frágiles, mal hechos y sin huellas en sus músculos de la salud física eran, en cambio, más inteligentes. Experimentos muy específicos efectuados recientemente tienden a demostrar lo contrario. En promedio, los feos y decrépitos son más tontos y los apuestos, más estudiosos.

En todos los casos estamos descubriendo, atónitos, que los ejercicios físicos y el cuidado de la dieta –los soportes básicos de la salud física– tienen una repercusión en la salud mental. Lo que están sugiriendo las pruebas efectuadas en distintos laboratorios es que la memoria y la capacidad cognitiva mejoran con los soportes de la salud física. Lo que todavía no sabemos es qué tipo de deporte es el más adecuado para mejorar el ánimo, la memoria o el grado de entendimiento. Tampoco estamos seguros de cuánto tiempo se debe dedicar a estos cuidados. Con toda probabilidad es mejor pasarse que quedarse corto.

¿Cómo funciona este mecanismo extraordinario? El ejercicio físico envía, a través de la corriente sanguínea, productos químicos como la proteína IGF1 al cerebro. La proteína en cuestión se convierte allí en una especie de gendarme que empieza a dictar instrucciones para que el organismo aumente la producción de FNDC (factores neurotróficos derivados del cerebro), que alimenta los procesos responsables de un pensamiento más sofisticado. Se ha comprobado en ratones e intuimos que ocurre algo parecido en los humanos.

Desde entonces he aconsejado a mis nietas que no me mencionen si están deprimidas sin saber primero lo que les pasa con la proteína IGF1 y el FNDC porque su problema puede ser de muy fácil solución. Ahora ya sabemos que, si bloqueamos el crecimiento del FNDC, interrumpimos el aprendizaje y perjudicamos la memoria.

Lo más asombroso de este nuevo escenario es constatar el impacto positivo de la salud física, o más bien de la cimentación de los pilares sobre los que se asienta la salud física, en enfermedades como el alzheimer, la dislexia o la depresión. En los roedores se ha visto que a partir de un momento dado su cerebro empieza a acumular una proteína llamada beta-amiloide; en las personas aquejadas de alzheimer, esta proteína aflora formando espesas placas, que son la señal inconfundible de la enfermedad.

Somos conscientes ahora de la correlación existente entre el ejercicio físico y las correspondientes ventajas neuroprotectoras, aunque no sabemos todavía el mecanismo exacto para poder inhibir los efectos traumáticos o activar los curativos.

A esto unimos el impacto del cuidado de la dieta –la necesidad imperiosa de ácidos grasos del tipo omega 3 para el buen funcionamiento cerebral–. La falta de esos ácidos grasos, por ejemplo, se asocia a enfermedades tales como dislexia, depresión, desorden bipolar, demencia y esquizofrenia. Es cierto que después de muchos esfuerzos mucha gente se ha convencido de que los ejercicios físicos y el cuidado de la dieta eran trascendentales para preservar su salud física. ¿Nos costará otro tanto convencerlos ahora de que está en juego también su salud mental?

E. PUNSET

Alerta alimentaria global

Entre el 30 y el 40% de la comida que se produce acaba en la basura. Una de cada siete personas está severamente mal nutrida. Un tercio de la alimentación mundial de cereales se destina a alimentar el ganado. El aumento del precio del petróleo en 2008 condenó a 100 millones de personas a la hambruna debido a los costes de transporte y producción de comida. En muchos casos, el aumento de la producción alimenticia supone daños para ecosistemas vírgenes y reduce su biodiversidad. En la bolsa de mercados se especula tanto con la comida como con las divisas o con las acciones. Para el año 2050, la producción de alimentos debería aumentar entre un 70 y un 100% para cubrir las demandas.

Dar de comer a todo un planeta no es algo sencillo. ¿Qué puede hacer la ciencia para alimentar a los 9.000 millones de humanos que poblarán la Tierra en 2050?
Autor: Eduard Punset 


Tacones ufanos

Siempre pensé que los tacones altos en las mujeres se asemejaban a la ceremonia de elevar a los altares a las que decidían usarlos. Me seducía el rechazo de la aceptación servil de la realidad fisiológica cuando imponía una determinada estatura. Y, sobre todo, llevar tacones altos equivalía a una operación estética –ésta sí de gran envergadura–, como alterar la estatura de una persona sin tocar para nada su anatomía. Ya sé; el uso prolongado de los tacones provoca cierto desgaste muscular, pero, al igual que ocurre con los semáforos o los interruptores, hay unas veces que están activados y otras, parados o de color distinto. No pasa nada.


En los últimos años, no obstante, los tacones altos me han abierto nuevos y fascinantes interrogantes. Siempre me quedo atónito –estoy seguro de que a muchos de mis lectores les habrá ocurrido lo mismo– cuando, rodeado en la calle por multitud de hombres que deambulan cabizbajos, con ciertos rasgos heredados del antecesor común que compartimos con los chimpancés, se nos cruza de pronto una mujer con tacones altos y mucha marcha. Su caminar es tan rápido que nos deja rápidamente atrás a todos los descendientes del antecesor común del chimpancé y nosotros.


En este caso, la intuición me engañó, a pesar de haberla defendido sin cesar como fuente del conocimiento tan válida como la razón; el hecho es que, pensé para mí, el organismo de la mujer disponía de más energía que el de los hombres. No he podido corroborarlo, aunque cualquier aclaración de mis lectores al respecto será bienvenida para el bien de todos, mujeres y hombres.

¿Debo tomar seriamente la sugerencia de una de las neurólogas de Stanford, Estados Unidos, más reconocidas en materia de análisis diferencial entre organismos femeninos y masculinos, incluido el cerebro? 
Louann Brizendine no lo dudó ni un instante; tras escuchar con una sonrisa mi explicación sobre el comportamiento no idéntico de los dos sexos, sentenció muy seriamente: “Con los tacones tan altos tiendes a caerte hacia delante y, para impedirlo, aceleras la marcha. Vamos más deprisa para no caernos”.



Si, en lugar de buscar respuestas a preguntas que no las tienen, miramos lo que está ocurriendo en el mundo, descubrimos muchos procesos que indican una situación muy parecida. Amigas y amigos antropólogos especializados en estudiar el comportamiento de mujeres y hombres en las nuevas y populosas ciudades del mundo –São Paulo o Los Ángeles, por ejemplo– coinciden en apuntar que las mujeres jóvenes ganan a los hombres jóvenes, no sólo en las clases de la enseñanza media y la universidad, sino también en nuevas disciplinas, como el trabajo en equipo cooperativo; en profesiones relacionadas con la física –de las que estaban ausentes en mayor porcentaje las mujeres–; e incluso en el trabajo, ganando más concursos o en el matrimonio porque rechazan más ofertas.


En junio se celebró el vigésimo quinto aniversario de la entrada de España y Portugal en la Unión Europea. Los Reyes invitaron a todos los que de una manera u otra habíamos participado en la apertura al exterior de este país, enclaustrado hasta entonces. De unos doscientos cincuenta invitados, no había más de diez mujeres y la mayoría eran miembros del Gobierno actual. Fue un rito afable y agradecido que los de ahora recordaran a los que aspirábamos entonces a una España abierta al mundo, pero la celebración en Palacio me trajo a la memoria mi conversación con la neuróloga Brizendine sobre los tacones altos de las mujeres y la diferenciación energética entre los dos sexos. Aquella fotografía del pasado era el reverso de lo que está ocurriendo ahora.



Estudiar y trabajar estimula las conexiones neuronales.

Dejadme dar las gracias a los centenares de fans ilustres y especialistas que respondieron a mi ruego de reflexionar conjuntamente sobre los calificados de ni-ni. Ni estudian ni trabajan. La respuesta ha sido tan llena de esplendor y sabiduría que estoy dándole vueltas a cómo podemos transformar esta avalancha en un activo que sirva a los demás. Yo quisiera ahora anticiparos, únicamente, algo que me han sugerido vuestras contribuciones.

Los ni-ni podrían estar olvidando algo que la neurología acaba de comprobar. Cuando un cerebro ni estudia ni trabaja no sólo disminuye el hipocampo, sino que se producen menos neuronas, las conexiones neuronales son más reducidas e inciertas. Cuando no se hace nada, el cuerpo se agarrota. Sin actividad, no hay innovación ni conexiones sociales ni movimiento. Lo hemos comprobado mediante estudios de la mente. Pero hay más: estudios fisiológicos sobre la visión han demostrado lo mismo.

Ante la ausencia de movimiento, las ojos de las ranas no mandan estímulos a su cerebro. En la imagen, una mosca reposa y pasa desapercibida ante los ojos de un batracio.

Lo que llamamos las microsacadas -movimientos o sacadasimperceptibles de nuestros ojos-, definen la frontera entre la visión y la ceguera. Sin acción por nuestra parte, aunque sea inconsciente, los objetos estacionarios se difuminan y desaparecen del campo de visión. Hace falta hacer algo para que no se esfumen en los humanos. Una mosca inmóvil en la pared pasa desapercibida por una rana; aunque pestañee. Nosotros tenemos la suerte de profundizar en la visión y comprensión de las cosas si actuamos. Por favor, no estemos sin hacer nada porque producimos menos neuronas y nos empequeñecemos.

A la luz del éxito de la anterior consulta sobre los ni-ni en el blog y en el grupo de Facebook, querría ahora someter a vuestro criterio y quórum -esto último lo hacen siempre las bacterias antes de tomar la decisión de invadir una superficie nueva del cuerpo humano-, si no deberíamos celebrar haber casi alcanzado los cien mil fans en Facebook. Yo creo que miles de jóvenes reunidos en un mismo sitio anegados por lemas como:

ninguna de tus neuronas sabe quien eres ni le importa,


hay vida antes de la muerte,

estamos programados para ser únicos,

la felicidad está en la sala de espera de la felicidad,

la belleza es la ausencia de dolor,

un físico es la manera que tienen las neuronas de hablarse,

o existo luego pienso,
despediría un esplendor único. Camisas especiales, opúsculos, diálogos ¿qué más? La fecha podría ser el 1 de Julio…



Un gran abrazo a todas y todos.

Autor: Eduard Punset 


EL ORIGEN DE LA VIDA


        Hasta el momento actual la ciencia no ha sido capaz de dar una explicación sobre lo que es la vida, aparte de estudiar sus características y sus manifestaciones. Además de explicar lo que es la vida, ha habido otro problema que ha preocupado al hombre desde siempre, y es el origen de la vida, ¿de dónde viene?, ¿cómo se ha formado?. Para explicar esto han existido dos grandes corrientes de pensamiento, la generación espontánea, idea que perduró hasta finales del siglo XIX, cuando L. Pasteur la rebatió, y, modernamente, la teoría del origen químico de la vida y la teoría del origen extraterrestre.


La generación espontánea


Los primeros que se ocuparon de este tema fueron los pensadores de la antigua Grecia, entre los que destaca Aristóteles, que sostenía la idea de la GENERACIÓN ESPONTÁNEA, según la cual los seres vivos provenían directamente del barro, del estiércol y de otras materias inertes sin sufrir ningún tipo de proceso previo, simplemente aparecían. Aunque esta idea pueda parecer muy infantil se mantuvo durante muchos siglos hasta el final de la Edad Media, época en la que se alternaba la creencia en la generación espontánea con la idea del origen divino de la vida, llegándose incluso a tachar de herejes a aquellos que intentaban estudiar la cuestión. Así podemos destacar los trabajos de algunos pensadores que apoyaban la generación espontánea, como Van Helmont (1577-1644), que realizó muchos experimentos sobre aspectos tales como el origen de los seres vivos, la alimentación de las plantas, etc. 
Fue a finales del s. XVII cuando comenzó a cuestionarse la idea de la generación espontánea, especialmente a partir de los trabajos de Francesco Redi (1626-1698), que ideó un experimento sencillo y concluyente que consistió en meter trozos de carne en frascos cerrados, y otros en frascos abiertos, viendo que la carne de los frascos cerrados no desarrollaba gusanos.


      Con este experimento Redi demostró que los gusanos no aparecían por generación espontánea, y que su presencia estaba relacionada con la posibilidad que tenían las moscas de llegar a la carne y los pescados.


      La fabricación del primer microscopio por Anton van Leeuwenhoek (1632-1723) permitió descubrir los "animáculos" o seres microscópicos, que fueron al final los que ayudaron a rechazar la idea de la generación espontánea, gracias a los experimentos de Louis Pasteur (1822-1895), quien, entre otras cosas, demostró, por un lado, que los microorganismos se encontraban por todas partes y provocaban la descomposición de los alimentos y muchas enfermedades humanas, y por otro lado demostró que la generación espontánea no existía; para ello realizó el siguiente experimento:


     Pasteur preparó una serie de matraces para que ningún tipo de ser vivo pudiera entrar en su interior "...Yo pongo en un frasco de vidrio uno de los siguientes líquidos, todos ellos muy alterables en contacto con el aire ordinario: agua de levadura de cerveza a la que se ha añadido azúcar, orina, jugo de remolacha, agua de pimiento. A continuación doblo el cuello del frasco, de forma que quede curvado en varias partes. Luego pongo a hervir el líquido durante varios minutos hasta que empieza a salir vapor por el extremo abierto; luego dejo enfriar el líquido. He de señalar que aún a pesar de sorprender a todos los que se ocupan de los delicados experimentos relacionados con la llamada generación espontánea, el líquido del frasco permanece inalterado definitivamente..."


     A modo de curiosidad se conservan en el Instituto Pasteur de Paris algunos de los frascos que utilizó en su experimento, que todavía permanecen inalterados más de 100 años después.

EL ORIGEN QUÍMICO DE LA VIDA

      Hoy en día la teoría aceptada para explicar el origen de la vida es la que se basa en la hipótesis química expuesta por el ruso A. Oparin y el inglés Haldane en 1923.

     Según Oparin, la superficie terrestre estaba ocupada por un mar caliente, rico en materias químicas y sometido a una gran carga energética Cuando la Tierra se formó hace unos 4.500 millones de años, era una inmensa bola incandescente en la que los distintos elementos se colocaron según su densidad, de forma que los más densos se hundieron hacia el interior de la Tierra y formaron el núcleo, y los más ligeros salieron hacia el exterior formando una capa gaseosa alrededor de la parte sólida, la protoatmósfera, en la que había gases como el metano, el amoníaco y el vapor de agua.

      Estos gases estaban sometidos a intensas radiaciones ultravioletas (UV) provenientes del Sol y a fuertes descargas eléctricas que se daban en la propia atmósfera, como si fueran gigantescos relámpagos; por efecto de estas energías esos gases sencillos empezaron a reaccionar entre sí dando lugar a moléculas cada vez más complejas; al mismo tiempo la Tierra empezó a enfriarse, y comenzó a llover de forma torrencial y estas lluvias arrastraron las moléculas de la atmósfera hacia los primitivos mares que se iban formando.


     Esos mares primitivos estaban muy calientes y este calor hizo que las moléculas siguieran reaccionando entre sí, apareciendo nuevas moléculas cada vez más complejas; Oparin llamó a estos mares cargados de moléculas el CALDO NUTRITIVO o SOPA PRIMORDIAL. Algunas de esas moléculas se unieron constituyendo unas asociaciones con forma de pequeñas esferas llamadas COACERVADOS, que todavía no eran células.


    Este proceso continuó hasta que apareció una molécula que fue capaz de dejar copias de sí misma, es decir, algo parecido a reproducirse; esta molécula sería algo similar a un ÁCIDO NUCLEICO. Los coacervados que tenían el ácido nucleico empezaron a mantenerse en el medio aislándose para no reaccionar con otras moléculas, y finalmente empezarían a intercambiar materia y energía con el medio, dando lugar a primitivas células.


     Estas primeras células se extenderían por los mares, dando comienzo un proceso que aún sigue funcionando hoy en día, el proceso de EVOLUCIÓN BIOLÓGICA, responsable de que a partir de seres vivos más sencillos vayan surgiendo seres vivos cada vez más complejos, y que es la causa de la gran diversidad de seres vivos que han poblado y pueblan actualmente la Tierra, lo que hoy llamamos la BIODIVERSIDAD.


      Hoy en día existe una variante de la teoría Química del origen de la vida que es la teoría del Origen Extraterrestre de la vida, que asume los principios de la teoría de Oparin con la diferencia de proponer que la molécula replicante, ese ácido nucleico primitivo capaz de autocopiarse, no surgió en los mares primordiales terrestres, sino que se originó en alguna nebulosa próxima a la Tierra o en la propia nebulosa que originó el Sistema Solar, y llegó a la Tierra en algún meteorito, integrándose en el proceso de evolución química que ya se daba en la Tierra. Esta teoría sustentada por científicos de la talla de Carl Sagan se basa en el descubrimiento extraterrestre de numerosas moléculas bioquímicas, tales como agua y aminoácidos, en las nubes gaseosas de algunas nebulosas.

     Los seres vivos que han existido y existen en la actualidad son muy diferentes en cuanto a complejidad, aspecto, modo de vida, etc., independientemente de cuál haya sido el origen de la vida; sin embargo hay una serie de rasgos que son comunes a TODOS los seres vivos, extinguidos o vivientes, aunque sean de diferentes ESPECIES; estos rasgos son:


  •  Todos los seres vivos están formados por la misma materia, a la que llamamos MATERIA ORGÁNICA 
  •  Todos los seres vivos  realizan las mismas funciones, la nutrición, la relación y la reproducción, más o menos igual 
  •  Todos los seres vivos están formados por una (SERES UNICELULARES) o varias células (SERES PLURICELULARES). 


Biodiversidad

"Conservar la biodiversidad es conservar la vitalidad de la Tierra, para lo que es necesario conservar los sistemas sustentadores de vida, velar porque la utilización de los recursos renovables sea sostenible y conservar la biodiversidad: ésta comprende a todas las especies de plantas, animales y otros organismos, a toda la gama de las poblaciones genéticas dentro de cada especie, y a toda la variedad de ecosistemas "(ESTRATEGIA MUNDIAL PARA LA CONSERVACIÓN DE LA NATURALEZA, 1992)




Vista previaVista previaVista previa

El mayor mapa del Universo.


El mayor mapa del universo... en 3D y para todos
La colaboración SDSS-III, con la participación del IAC, publica el mayor mapa tridimensional del universo. Accesible a todo el mundo por Internet, contiene información sobre cientos de miles de galaxias distantes y contribuirá a saber más sobre las misteriosas materia y energía oscura.
Click para ampliar imagen
Click para ampliar imagen
Después de realizar la mayor y más profunda fotografía del cielo nocturno captada hasta la fecha, tocaba ofrecer su versión 3D. La colaboración internacional Sloan Digital Sky Survey III (SDSS-III), que cuenta con la participación del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ha presentado hoy el mayor mapa tridimensional de galaxias masivas y agujeros negros distantes. Es el inicio de un catálogo cartográfico del universo que proporcionará datos relevantes sobre dos grandes misterios de la astrofísica actual: la materia oscura y, sobre todo, la energía oscura, esa fuerza invisible que hace que el universo se expanda.
La colaboración ha hecho público también un video ilustrativo (ver video) en el que se muestra un viaje simulado a través de parte del universo de galaxias observadas en el proyecto SDSS. La animación muestra cerca de 400.000 galaxias, en sus posiciones observadas y con imágenes reales de las mismas.
Como explica el investigador del IAC y profesor de la Universidad de La Laguna Ismael Pérez Fournon, este mapa es el resultado de la recolección e incorporación de nuevos datos a la fotografía que la colaboración compuso hace unos meses. Esta nueva información, basada en espectros obtenidos con el telescopio Sloan, ha permitido diseñar la pieza en 3D. “El mapa, al que puede acceder cualquier persona desde Internet, recopila el trabajo realizado por SDSS-III en sus dos primeros años de funcionamiento. Aunque los resultados son muy significativos, esperamos mucho más de este proyecto de seis años”.
El astrofísico del IAC subraya el hecho de que los datos de SDSS-III no sólo serán útiles para la comunidad científica, sino también para educadores y aficionados a la astronomía. “La idea de la colaboración es crear un legado para el futuro, un catálogo de datos que pueda ser usado mucho tiempo después de que lo concluyamos. Es ciencia colaborativa en su máxima expresión”, afirma.
El mapa 3D es la pieza clave de la novena publicación de datos que realiza la colaboración. Esta publicación, disponible en las páginas web http://www.sdss3.org/dr9 y http://skyserver.sdss3.org, incluye imágenes de 200 millones de galaxias y más de un millón de espectros. De estos, 540.000 corresponden a galaxias que, en su mayoría, no habían sido estudiadas previamente y que vemos tal y como eran cuando el universo tenía la mitad de su edad actual, que es aproximadamente 13.700 millones de años.
Los espectros ofrecen información relevante para la comunidad científica. Al analizar la luz que emiten las galaxias en diferentes longitudes de onda, los investigadores pueden comprobar cómo y cuánto se ha expandido el universo desde que la luz examinada abandonó la galaxia. Las imágenes combinadas con las citadas medidas sobre la expansión han permitido crear el mapa tridimensional.
Galaxias masivas y cuásares
El cartografiado en 3D incluye nueva información del proyecto BOSS, una parte de SDSS-III, que proyecta medir las posiciones de 1,5 millones de galaxias masivas mirando hacia atrás en el tiempo en los últimos 6.000 millones de años.
¿Por qué fijarse en galaxias masivas? Como explica el coordinador científico de SDSS-III en el IAC, Carlos Allende, el proyecto escogió estos objetos porque se ubican en los mismos lugares que otras galaxias más difíciles de detectar. “Mapear las galaxias grandes constituye una fórmula eficaz para mapear el resto de galaxias del universo lejano”, apunta el científico.
BOSS también se plantea identificar en torno a 160.000 cuásares distribuidos por el universo en todas las épocas cósmicas. Según la opinión más asentada, podrían ser núcleos activos de galaxias o, lo que es lo mismo, agujeros negros gigantes alimentándose activamente de estrellas y de gas. Son, en cualquier caso, los objetos más brillantes del universo distante y su espectro ofrece una nueva forma de medir la distribución de materia en el universo, ya que muestran patrones que desvelan la materia gaseosa y oscura que hay entre cada cuásar y la Tierra.
Retroceder en la historia
En términos astrofísicos, mapear es en realidad retroceder en el tiempo. La información en 3D de SDSS-III recorre los últimos 6.000 millones años de vida del universo. “De esta manera, los científicos podemos calcular de forma aproximada cuánta materia oscura -aquella que no se ve porque no emite ni absorbe luz- hay en el universo. Y cuánta energía oscura está acelerando la expansión del universo”, apunta Allende
Sin embargo, los nuevos datos de la colaboración no sólo pretenden desvelar los misterios del universo distante, sino también del entorno cósmico que rodea al ser humano: la Vía Láctea. Junto al mapa 3D, SDSS-III acaba de publicar estimaciones mejoradas sobre la temperatura y composición química de medio millón de estrellas de nuestra galaxia. Con ellas, señala el investigador del IAC, “podemos mirar hacia atrás y reconstruir la historia de formación de la Vía Láctea”.
                                                         Publicado en la web del Instituto de Astrofísica de Canarias  http://www.iac.es 

PARTICIPACIÓN EN PÁGINA WIKI

     Convencidos de la importancia de la utilización de las nuevas tecnologías en el aula hemos dado un paso más, ahora los alumnos pueden contribuir a la elaboración de un tema. Para comenzar he seleccionado a los alumnos de 2º de ESO, que irán aportando información sobre algún aspecto de la unidad que les resulte atractivo. Estas aportaciones se recapitularan al terminar la unidad.

       Los alumnos participaran a través de un foro en el que incluirán sus aportaciones sobre el tema, se evaluará los contenidos aportados así como su rigurosidad. Es obligatoria la participación de tod@s para superar favorablemente el tema.

En enlace para participar es:

http://bioinfoplas.wikispaces.com/

Enlace Caza Tesoros: "Volcanes en Canarias"

En el siguiente enlace podéis encontrar una Web dedicada al vulcanismo en Canarias, dirigida al alumnado de 2º ESO.

https://sites.google.com/site/cazatesorosbioinfoplas/

Conciencia,cooperación, altruismo, autocontrol, risa, memoria ¿Son sólo cualidades humanas?

Los grandes simios son nuestros parientes más cercanos. Nos gusta pensar que somos completamente diferentes, los más listos del planeta y que dominamos el mundo. Compartimos el 98% del ADN con los chimpancés, y un 96% con los gorilas, ¿qué hay en el ese pequeño porcentaje restante? Hace pocos millones de años, éramos la misma especie. Con el apoyo de los siguientes vídeos realiza una reflexión sobre lo que nos une.

Conciencia
Durante siglos, teólogos, filósofos y humanistas de todas las tendencias han especulado sobre la naturaleza de la conciencia, siempre desde la premisa de que es algo exclusivamente humano.

La conciencia puede definirse de varias maneras, pero desde el estudio de la evolución humana, creemos que es la capacidad de ser consciente y de reconocer la propia existencia. Probablemente éste fue un paso determinante en la historia evolutiva del ser humano y la pieza que permitió el desarrollo de habilidades tan fundamentales como la creación de redes sociales complejas o ser capaz de imaginarse lo que otro piensa o siente.


Cooperación
La idea de una naturaleza agresiva en la que no hay espacio para los más débiles ha dominado los modelos mentales de la sociedad. Aseveraciones como “la ley del más fuerte” son sólo una pequeña parte de la complejidad de las dinámicas sociales.

A través de sus observaciones, Charles Darwin intuyó que el altruismo había jugado un papel fundamental en la evolución de las especies, pero no supo encajarlo en el marco de la selección natural. Era consciente de que representaban una amenaza para su teoría porque en un primer análisis existe una contradicción, puesto que todas las formas de cooperación conllevan un grave riesgo de ser explotado por compañeros egoístas. Para un individuo, colaborar no es siempre la estrategia más útil en un entorno de compañeros insolidarios, pues su supervivencia se verá seriamente afectada.

Reciprocidad y altruismo
Durante siglos, la idea de una naturaleza agresiva en la que no hay espacio para los más débiles ha dominado los modelos mentales de la sociedad. Aseveraciones como “la ley del más fuerte” son sólo una pequeña parte de la complejidad de las dinámicas sociales.

Es fácil observar en cualquier situación cotidiana que la especie humana posee una fuerte tendencia a ayudar a otros. En un principio, el propio Charles Darwin tenía problemas para explicar ciertas conductas de cooperación y altruismo presentes en la mayoría de los organismos, y aunque suponían una seria amenaza a sus ideas, intuía que habían jugado un papel clave en la evolución.


La agricultura y la ganadería, o incluso estudiar, entre otras muchas, son estrategias que están basadas ePaciencia y autocontrol
En muchas ocasiones los beneficios de esperar son mayores que los beneficios de actuar de inmediato.

Ser paciente y demorar una recompensa no es sólo importante para los humanos sino también para los animales, pues la eficacia biológica depende en ocasiones de maximizar los beneficios.

La capacidad de renunciar a las recompensas inmediatas al hoy, en favor de algo mejor mañana.


La risa y el contagio emocional
El contagio emocional es la tendencia a sentir e interiorizar emociones similares a las que observamos, y de la misma manera, condicionar las de otros. Es un proceso en el que la persona es influida y a la vez ejerce influencia sobre las emociones y comportamientos de otras personas o grupos. Esto suele ocurrir a través de la inducción consciente o inconsciente de los estados emocionales, lo que finalmente nos permite experimentar las sensaciones que en principio nos son ajenas. Reacciones corporales, expresiones faciales involuntarias, posturas inconscientes, lenguaje, el tono de voz, el acento, el léxico y un largo etcétera.

Nuevas evidencias del contagio emocional provienen de la investigación neurocientífica sobre neuronas espejo, realizadas con macacos en la Universidad de Parma, por el grupo liderado por Giacomo Rizzolatti. Este neurocientífico probó que el vínculo existente entre observar y ejecutar uno mismo la acción es tan grande y sus efectos, tan similares, que en ocasiones se confunden. Asimismo, existen otros fenómenos que descansan sobre los mismos mecanismos cognitivos y que además son pruebas de su existencia, son el contagio de la risa y el bostezo. Éste último ha sido probado con éxito en chimpancés, lo que sugiere que compartimos circuitos neuronales similares con los grandes simios.


Memoria
Los seres humanos somos capaces de recordar multitud de datos e incluso memorizamos con cierta facilidad cadenas de números complejas como son los teléfonos, documentos de identidad, claves de seguridad y un sin fin de cifras de todo tipo.

Sin una poderosa memoria no podemos recordar a nuestros amigos y a nuestros enemigos, además de aprender de la experiencia acumulada.

La importancia de invertir en conocimiento.

Esta semana en el blog del profesor Eduard Punset podemos encontrar un artículo muy interesante sobre la importancia de invertir en conocimiento.
Este siglo que acaba de comenzar demuestra que todavía nuestra especie tiene varias asignaturas pendientes, no podemos continuar resolviendo conflictos con el uso de la fuerza bruta, y tampoco podemos continuar hipotecando nuestro medioambiente para seguir manteniendo nuestros niveles de consumo. Lo que hace falta es más conocimiento.
"Conocimiento que expande los horizontes de la humanidad y que, aplicados a la vida cotidiana con un enfoque pragmático, dan origen a la tecnología –a veces, tan sencilla como el jabón utilizado para esterilizar las manos del cirujano antes de practicar una operación y, a veces, tan insospechada como la empleada para “leer” la mente con imagen por resonancia magnética funcional.
La utilización de herramientas no nos define como especie. Hace años que sabemos que los chimpancés o los cuervos pueden fabricar sus propias herramientas para obtener sus alimentos y no nos sorprenderíamos al descubrir más animales que tengan la misma habilidad. Sin embargo, lo que nos caracteriza es una diferencia cualitativa en el empleo de la tecnología y del conocimiento.
Si bien también compartimos con otros animales la habilidad de tener cultura, la nuestra se distingue por el “efecto trinquete”, es decir, no cabe la marcha atrás ni el olvido y todo nuestro conocimiento es acumulado y se construye sobre las innovaciones de todos los que nos precedieron.
El avance tecnológico de la humanidad ha sido tal que entrevemos un futuro en el que la tecnología se fusionará con la biología modificando nuestra propia naturaleza dando lugar –esta vez sí– a una diferencia cualitativa con el resto de los seres vivos".

Tema para reflexionar: "Casi humanos"

En el otoño de 1950, una draga que se encontraba a una milla de distancia de las costas de Florida, detonó una carga de dinamita a varios metros de profundidad. Tras el estruendo, apareció un delfín visiblemente herido que era incapaz de ascender para respirar a consecuencia de la explosión.
De repente, dos compañeros se colocaron a un lado cada uno y, sosteniéndole, le ayudaron a alcanzar la superficie para tomar aire hasta que el herido se recuperó y pudo nadar por sí mismo. En otras ocasiones se ha observado cómo algunos delfines con arpones clavados en el cuerpo, son auxiliados por otros individuos que intentan romper el sedal o dan fuertes golpes a los cascos de los barcos.
Esta asombrosa convergencia en un organismo de una inteligencia desarrollada y capaz de una gran complejidad social sólo se ha dado en contadas ocasiones en la historia de la evolución de las especies, probablemente únicamente en primates, elefantes y cetáceos. Además, surgió en procesos completamente independientes, ya que el ancestro común de delfines y humanos vivió hace más de 95 millones de años y, por lo tanto, la inteligencia en estas especies evolucionó de forma separada.
Los delfines pertenecen a una familia de especies muy numerosa, la familia de los delfínidos, que incluye también a orcas y cachalotes. Todos ellos proceden de un género parecido al de los ciervos, llamado Indohyus. Estos animales vivieron en el Eoceno, hace 55 millones de años aproximadamente, y estaban emparentados con el ancestro del hipopótamo. Uno de los aspectos más interesantes de la historia evolutiva de los delfines es que, debido a algún cambio brusco en el entorno, sus ancestros regresaron al mar tras un largo periplo en la Tierra de varios millones de años.

Casi humanos

En unas investigaciones llevadas a cabo en los años ochenta por el biólogo Louis Herman, de la Universidad de Hawai, con un delfín mular llamado Akeakamai, se demostró que éste era capaz de procesar información semántica y sintáctica. El equipo comprobó que los delfines entienden que un cambio en el orden de las palabras, se traduce en un cambio del significado del mensaje, lo que prueba que estos seres son capaces de asimilar una estructura gramatical. Por ejemplo, no es lo mismo decir “lleva esta piedra a Pedro” que “lleva a Pedro a la piedra”.
Un ejemplar de delfín del Oceanogràfic de Valencia (imagen: Diego Mújica, Oceanogràfic).
Akeakamai también era capaz de usar símbolos y asociarlos a diferentes objetos que habían sido introducidos previamente en la piscina. En otra prueba, ante la pregunta de los investigadores sobre si un objeto estaba presente o ausente en el tanque de agua, el delfín debía responder sí o no apretando una palanca. En aproximadamente un 90% de las ocasiones, respondió correctamente.
Se ha probado también que los delfines que habitan en libertad en la Bahía Tiburón, en el oeste de Australia, utilizan herramientas. Parece ser que se cubren el morro con esponjas a modo de fundas de protección, mientras remueven la arena del fondo del mar en busca de alimento. De esta forma, evitan herirse con los corales y los peces peligrosos que hay enterrados. Sabemos además que este comportamiento es cultural, porque es adquirido mediante aprendizaje social de otros compañeros y transmitido de generación a generación. Por tanto, saben imitar. Además, son capaces de reconocerse ante un espejo.
Aunque la distancia genética entre humanos y delfines es grande, estos asombrosos seres poseen algunas características que inducen a pensar en la existencia de una poderosa inteligencia que merece ser estudiada en profundidad, ya que de manera misteriosa, evolucionó sin conexión alguna con la nuestra. Por esta y otras razones, observar e investigar a los delfines puede resultar fundamental para conocer la naturaleza y origen de la inteligencia del ser humano.




Tema para reflexionar: "Tener amigos es bueno para la salud"


Autor: Eduard Punset 29 Agosto 2010


“La magnitud del impacto sobre la salud de una buena red de apoyos familiares y de amigos es similar a la que se obtiene dejando de fumar”, comentan los científicos que han investigado sobre este tema en las universidades de Utah y Carolina del Norte, EE.UU. La gente empieza a impresionarse por las pruebas repetidas de que la soledad es fuente de todas las angustias y desvaríos, mientras que la relación de un cerebro con otro resulta esencial para sobrevivir.
En lenguaje llano, lo que están sugiriendo ése y otros estudios similares, iniciados hace 20 años, es la importancia de lo que los científicos Salovey y John Mayer llamaron “inteligencia emocional”. Veinte años después, descubrimos que las personas con relaciones sociales prolijas –un estado inaccesible sin un cierto grado de inteligencia emocional– tienen un 50 por ciento más de posibilidades de sobrevivir que los ajenos al torbellino social.
Dejar de fumar, el cuidado de la dieta y hacer ejercicio son tan importantes para tener buena salud como cultivar las relaciones sociales. (Imagen: Usuario de Flickr).
“Los médicos, profesionales sanitarios y educadores tienen en cuenta factores de riesgo como el tabaquismo, la dieta o el ejercicio. Los datos que presentamos aportan razones de peso para añadir las relaciones sociales a esa lista”, anotan los científicos citados. Caminamos hacia una situación en la que la rutina de las revisiones médicas sanitarias comportará también medir el grado de bienestar social. ¿Y eso cómo se come? –se preguntarán mis lectores– ¿Cómo lo podemos medir con la misma facilidad que el tabaquismo, la buena dieta o el ejercicio físico o cognitivo?
Con un pequeño esfuerzo colectivo. Las relaciones sociales se modulan con multitud de prácticas, unas conocidas, como las de vecindad o laborales, pero totalmente ignoradas las otras; es aquí donde entran en juego las emociones básicas y universales fruto de nuestra biología y psicología. Ya sabemos que, siendo importante el conocimiento de la “inteligencia emocional” de cada individuo, lo es sobremanera la “inteligencia social”: es decir, los comportamientos surgidos a raíz de la comunicación recíproca entre distintos cerebros.
Gracias a las investigaciones de los autores citados, además de la implementación de proyectos específicos de gestión emocional y social como el de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, o los de Rafael Bisquerra, de la Universidad de Barcelona, o Richard Davidson, de la de Wisconsin, EE.UU., contamos hoy con el modelo –constructo lo llaman los académicos empedernidos– susceptible de explicar nuestro comportamiento social y emocional. Estamos hablando ni más ni menos que de la mayoría de nuestras decisiones diarias. Por favor, que alguien me explique por qué en el pasado sólo nos hemos concentrado en una minoría de los temas que nos pasaban por la cabeza.

Contamos hoy con una idea más que perfilada de las habilidades que componen estas competencias emocionales y que deberemos aprender a transmitir a las nuevas generaciones por el tamiz de la enseñanza infantil, primaria, secundaria, corporativa y de la tercera edad. Para que no les sirva de excusa a los rectores sociales, se las voy a enumerar, dejando para los próximos 20 años el detalle de sus contenidos: aprender a focalizar la atención en las emociones propias; apreciar la interacción entre emoción, comportamiento y procesos cognitivos; infundir autoestima, resiliencia y curiosidad; trabajar en equipo de modo cooperativo y no competitivo, lo que supone aprender a escuchar y comunicar y saber solucionar conflictos ejerciendo un liderazgo emocional.

Monkey College

Un mono capuchino es entrenado por la entidad sin ánimo de lucro Helping Hands, de Estados Unidos, dentro del programa de prevención de lesiones de médula espinal. El entrenamiento sirve para asistir a personas con discapacidad en tareas cotidianas de lo más diverso, que van desde colocar un CD en el reproductor hasta abrir el refrigerador o ayudar en la higiene diaria.

MUEVE EL ESQUELETO, LEVANTA EL ÁNIMO


Los griegos y romanos habían intuido mucho antes que nosotros que la mente sana es el subproducto de un cuerpo sano, pero no habían podido demostrarlo. Hoy, afortunadamente, contamos con numerosas pruebas experimentales que nos han convencido de que el cuidado de la salud física produce una mejor salud mental. Las horas pasadas en el gimnasio no sólo desarrollan los músculos, sino la memoria; un cuidado diario de la dieta –el otro soporte de la salud– mejora el ánimo y la capacidad cognitiva.
Recuerdo muy bien mis primeros balbuceos en la universidad, en donde los interesados en las distintas asignaturas –como se las llamaba entonces– dábamos por hecho que las personas apuestas y fornidas tenían una inteligencia inferior al promedio; los frágiles, mal hechos y sin huellas en sus músculos de la salud física eran, en cambio, más inteligentes. Experimentos muy específicos efectuados recientemente tienden a demostrar lo contrario. En promedio, los feos y decrépitos son más tontos y los apuestos, más estudiosos.
En todos los casos estamos descubriendo, atónitos, que los ejercicios físicos y el cuidado de la dieta –los soportes básicos de la salud física– tienen una repercusión en la salud mental. Lo que están sugiriendo las pruebas efectuadas en distintos laboratorios es que la memoria y la capacidad cognitiva mejoran con los soportes de la salud física. Lo que todavía no sabemos es qué tipo de deporte es el más adecuado para mejorar el ánimo, la memoria o el grado de entendimiento. Tampoco estamos seguros de cuánto tiempo se debe dedicar a estos cuidados. Con toda probabilidad es mejor pasarse que quedarse corto.
¿Cómo funciona este mecanismo extraordinario? El ejercicio físico envía, a través de la corriente sanguínea, productos químicos como la proteína IGF1 al cerebro. La proteína en cuestión se convierte allí en una especie de gendarme que empieza a dictar instrucciones para que el organismo aumente la producción de FNDC (factores neurotróficos derivados del cerebro), que alimenta los procesos responsables de un pensamiento más sofisticado. Se ha comprobado en ratones e intuimos que ocurre algo parecido en los humanos.
Desde entonces he aconsejado a mis nietas que no me mencionen si están deprimidas sin saber primero lo que les pasa con la proteína IGF1 y el FNDC porque su problema puede ser de muy fácil solución. Ahora ya sabemos que, si bloqueamos el crecimiento del FNDC, interrumpimos el aprendizaje y perjudicamos la memoria.
Lo más asombroso de este nuevo escenario es constatar el impacto positivo de la salud física, o más bien de la cimentación de los pilares sobre los que se asienta la salud física, en enfermedades como el alzheimer, la dislexia o la depresión. En los roedores se ha visto que a partir de un momento dado su cerebro empieza a acumular una proteína llamada beta-amiloide; en las personas aquejadas de alzheimer, esta proteína aflora formando espesas placas, que son la señal inconfundible de la enfermedad.
Somos conscientes ahora de la correlación existente entre el ejercicio físico y las correspondientes ventajas neuroprotectoras, aunque no sabemos todavía el mecanismo exacto para poder inhibir los efectos traumáticos o activar los curativos.
A esto unimos el impacto del cuidado de la dieta –la necesidad imperiosa de ácidos grasos del tipo omega 3 para el buen funcionamiento cerebral–. La falta de esos ácidos grasos, por ejemplo, se asocia a enfermedades tales como dislexia, depresión, desorden bipolar, demencia y esquizofrenia. Es cierto que después de muchos esfuerzos mucha gente se ha convencido de que los ejercicios físicos y el cuidado de la dieta eran trascendentales para preservar su salud física. ¿Nos costará otro tanto convencerlos ahora de que está en juego también su salud mental?

E. PUNSET

DUOMO FIRENZE

DUOMO FIRENZE